Ubicada en una posición natural privilegiada, la ciudad de Salamanca ha logrado potenciar sus espacios naturales.

La creación de nuevas zonas verdes ha sido una prioridad en los últimos años para la ciudad de Salamanca, al igual que el acondicionamiento de la ribera del río Tormes con sus renovados jardines, la construcción del carril bici (que atraviesa la ciudad de extremo a extremo, facilitando la movilidad) y la de espacios deportivos.

La preocupación por el medio ambiente, así como la intención de crear un entorno más ecológico, se han materializado en la peatonalización de casi todo el centro de la ciudad, o el impulso a la bicicleta como medio de transporte sano.

Siempre que el tiempo lo permite, y esto incluye gran parte del año, todas estas zonas forman parte de los momentos de ocio de todos los habitantes de esta ciudad.

Se han recuperado y mejorado zonas verdes como el Huerto de Calixto y Melibea, Parque de los Jesuitas o el Parque de la Alamedilla, y se han adaptado nuevas zonas para disfrutar de un entorno más ecológico y agradable.

No es extraño encontrar grupos de jóvenes tomando el sol en los jardines de la ribera, como tampoco lo es ver familias enteras y grandes grupos pasear en bicicleta por el carril bici o gente de todas las edades practicando deporte al aire libre en estos parques deportivos.

Para promover el uso de la bicicleta existen varias opciones que facilitan el alquiler de bicicletas con un precio muy asequible pudiendo elegir entre un carnet anual, mensual, diario o por horas.

Asimismo se organizan visitas guiadas en bicicleta tanto de día o de noche.